Running extremo: las 8 carreras más exóticas y duras del mundo

Repartidas por todo el mundo, una serie de desafíos invoca a la faceta más feroz y valiente de los runners. Circuitos trail, pruebas en calle y trayectos sobre arena y nieve conforman los más exigentes del planeta. Aventuras sólo aptas para titanes.

(CABA) La creatividad de los apasionados por el entrenamiento no se detiene. Constantemente, el hombre se pone a prueba con originales rutinas de ejercicio físico, cada vez más complejas y exigentes. Los circuitos de running constituyen un ejemplo de ello. Año a año, los atletas mejor preparados se reúnen en distintas partes del mundo para medir su capacidad en las pruebas que invocan a los runners más osados.

Las carreras más duras del planeta se desarrollan en terrenos inhóspitos, temperaturas cambiantes y condiciones meteorológicas extremas. Una serie de características que constituyen los retos físicos y mentales solo aptos para aventureros desafiantes.

Badwater Ultramarathon

Los 100 participantes de cada edición deben recorrer una distancia de 217 kilómetros con pronunciados desniveles. La salida se efectúa en la Cuenca Badwater, el punto geográfico más bajo de América del Norte, a 86 metros bajo el nivel del mar. En tanto, el punto de llegada se localiza en el Monte Whitney, una cima ubicada a una altura de 4.421 metros. La temperatura es otro factor muy influyente: el pico máximo se sitúa por encima de los 50 grados centígrados. Una prueba mítica para el mundo fit, tiene en el Valle de la Muerte a su lugar de referencia.

Maratón des Sables

El elevado calor sumada a la pesadez de la arena impactando en la pisada la convierten para algunos expertos en la maratón más extrema del mundo y que deriva en decenas de abandonos. Son 250 kilómetros durante una semana (una etapa por día) por el desierto del Sahara. Nació en 1986, con 23 participantes. En la edición de este año corrieron más de 1.300 personas. Cada uno debe transportar consigo sus provisiones, aunque la organización se encarga de proporcionar agua en los distintos puntos de control.

6633 Arctic Ultra

El frío describe a esta carrera canadiense. Iniciada en 2009, el trayecto incluye pasar por el Círculo Polar Ártico, lo que implica que los atletas necesiten ultrarresistencia para enfrentarse a un clima que combina vientos helados con temperatura de hasta 40 grados bajo cero. Los participantes deben tirar de sus propios trineos, donde guardan todo el equipamiento necesario para sobrevivir a estas condiciones. Hay dos modalidades: 193 y 563 kilómetros.

Self Transcendence 3100 Mile Race

Es la carrera de calle más larga que existe. Consiste en recorrer un total de 5.649 vueltas alrededor de un pequeño circuito en el barrio de Queens, Nueva York. Son en total 4.989 kilómetros de distancia a puro asfalto y siguiendo el mismo sendero una y otra vez. El tiempo máximo para completar el circuito es de 52 horas, mientras que por día se pueden emplear hasta 18 horas. El récord mundial lo tiene el finlandés Ashprihanal Aalto, que necesitó 40 días y nueve horas.

Jungle Marathon

En la selva brasileña se desarrolla una de las más peligrosas. A pesar de los 254 kilómetros del trayecto más largo (hay dos más cortas, de 42,2 y 127) la distancia no es la mayor dificultad, sino el entorno en el que los 75 runners deben atravesar zonas de vegetación frondosa, pantanos, lodazales, canales y ríos con serpientes, caimanes y pirañas. Todo bajo elevadas temperaturas que pueden alcanzar los 40 grados.

Barkley Marathons

Se trata de un recorrido de 100 millas -más específicamente, 161 kilómetros– que se deben cubrir en menos de 60 horas, el tiempo límite. Son cinco vueltas al parque Frozen Head -que rodea a la prisión Brushy Mountain State- donde no existe ningún sendero y el camino consta de puras subidas y bajadas. Los cupos son limitados: solo 40 personas salen al bosque, elegidas al azar.

Cada vuelta debe realizarse antes de las 12 horas. Por el apremio por cumplir con el periodo temporal disponible, el sueño queda casi relegado. Los fondistas descansan solamente una hora o poco más. No hay asistencia, solamente dos puntos de hidratación líquida en cada vuelta. La prueba es tan compleja que en toda la historia, apenas 17 personas pudieron terminarla.

Hardrock 100 Endurance

La Hardrock Hundred Milla Endurance Run es una maratón de 162 kilómetros, con 10.000 metros de ascenso. El circuito de trail running transita en las montañas del suroeste del estado de Colorado, Estados Unidos. La altitud promedio es de 3.300 metros de altura, pero hay tramos con más de 4.2000 metros, zonas donde se acumula una gran cantidad de nieve, hay ríos con abundante caudal y en la que se repiten con constancia las tormentas, incluso lluvias con granizo.

Trofeo Kima

Los 52 kilómetros en las montañas de la localidad de Val Masimo, en la provincia de Sondrío (Italia) componen una prueba de skyrunning que desafía los límites y en donde el estado físico está en permanente riesgo. Serpenteando entre las rocas, el trayecto no es plano en ningún momento. Como en algunos tramos no existe un sendero, bordeando el abismo, para seguridad de los 250 participantes, están instaladas cadenas de las que pueden -y en varias oportunidades, deben- sostenerse. Los 4.200 metros de desnivel positivo le agregan un grado de dificultad mayor.

El lugar consta de puros picos y pendientes en los que se puede disfrutar el atractivo paisaje, una de las razones por la que se la elige. Correr entre las nubes no es una práctica que se repita todos los días.

MG

FUENTE: INFOBAE

Comments

comments


X